Ya habíamos tenido la oportunidad de conocer a Alksa y Héctor. Fuimos los afortunados de convivr con ellos en la boda de su hermana unos meses antes. Recuerdo perfectamente un momento que el padre de Aleksa me dijo con un nudo en la garganta hoy se casa la primera y en unos meses la segunda, el momento llegó. No pude controlar mi mente y viajó a un futuro que algún día yo viviré, espero lejano. Emociones, sentimientos, anhelos, historias, lágrimas, aprendizajes surjen del ejemplo de un padre que ama a sus hijas. Historias que quedan plasmadas en mi corazón para siempre.



Planner: Conceptua.