Lilia y Martín


Llegó el momento de la despedida. Una despedida que conlleva muchos sentimientos. Alegría, tristeza, nervios y sobre todo un orgullo inmenso de ver a tu hija crecer al lado de un gran hombre que la ama. El primer baile con su esposo llegó pero también el último con su padre un momento hermoso que nos hizo sentir lo que Lilia y Martín sentían entre ellos. Un abrazo familiar con tanta intesidad que a pesar de que había música se creó un silencio interno, un silencio de amor.